miércoles, 19 de octubre de 2011






















                                  "Isaias Medina Angarita"
Verdadero
 "Padre de la Democracia y del Nacionalismo" 

18 de Octubre de 1945  -  18 de octubre de 2011

No encendí una vela este año, ya no es tiempo de velas, ahora es tiempo de muchísima Luz, tanta luz que enceguece los ojos de las hienas que se hacen llamar miembros de la MUD, los vemos rasgarse las vestiduras en la Asamblea Nacional, tratando de defender lo indefendible, (sus “Crímenes”), los hemos visto, y oído decir, que “lo de la izquierda fue un error, queriendo decir Con ello que los muertos de Rómulo Ernesto Betancourt Bello, Raúl Leoni Otero, Carlos Andrés Pérez Rodríguez, Jaime Ramón Lusinchi, Rafael Antonio Caldera Rodríguez y Luís Antonio Herrera Campins, fueron muertos que pueden ser justificados, ósea, crímenes que se cometieron pero dentro del un marco legal.
Vaya descaro  é inmoralidad la de las lacras que representan a la oposición en la Asamblea Nacional, si yo fuese parlamentario, de seguro me hubiese vomitado sobre la curul, al oír tan solo una, de las exposiciones de los malditos criminales y apartidas de la MUD. La sola presencia de estos lacayos y serviles arrastrados del Gobierno Norteamericano, causa repulsión. Jamás entenderé como pueden existir personajes de esta calaña, (negadores de la verdad, calumniadores de oficio, mentirosos, asesinos, serviles, arrastrados, traidores, apartidas, pero ante todo, “adecos y copeyanos” que es quizás lo peor de todo lo anterior). El tiempo nos dice que es hora de rendir un homenaje, a los que dejaron sus vidas en el camino hacia la patria buena, hacia la patria Bolivariana. Es hora de rendir tributo a los Hombres y Mujeres que dieron sus vidas luchando contra las alimañas, que durante más de 40 años sumergieron a Venezuela en un baño de sangre patriótica.
Es hora de traer a nuestros libros de historia de Venezuela la verdad, es hora de Isaías Medina Angarita, es tiempo de decirle a nuestros nietos que en Venezuela al Igual que ahora como lo es el Presidente Chávez, también hubo otro presidente bueno, uno también como Chávez, que amaba a su pueblo, que quería a nuestros niños, que amaba a la patria y guardaba celosamente  el respeto por Bolívar. Es hora de decirle a las nuevas generaciones que a ese presidente lo derrocaron, lo tumbaron del gobierno, mediante un Golpe de estado, ejecutado por los malditos adecos y dirigido desde la Embajada de los Estados Unidos con sede en Caracas. Solo algunos Dólares bastaron para comprar la conciencia de un grupo de militares Traidores, lo mismo que ocurrió en el año 2002 y pudimos ver en la plaza Altamira. Es la hora de señalar también a esbirros uniformados de la década del 45, como Carlos Julio Ramírez, quien al igual que los que asesinaron a Alberto Lovera, también masacro a Militares que defendieron la constitucionalidad  en su debido momento. Como siempre, desde que tengo uso de razón, recuerdo en este día 18  de Octubre a mi abuelo, Evelio Cubillan Jaimes, quien entrego su vida defendiendo a un Presidente bueno, a un gran hombre, que abría los caminos para una Venezuela soberana. Solo la mente  alevosa y sanguinaria de un Rómulo  Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez, Rómulo Gallegos, y otros lacayos imperiales fue capaz de cortar ese camino. Por eso digo como dijera nuestro padre Cantor, “no me gusta el papel de estar Perfumando Mierda”. Y eso han sido siempre las lacras adecas y copeyanas, y ahora sus acólitos y aprendices de un nuevo tiempo, primero justicia y sus derivados oligárquicos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se lee su opinion