sábado, 6 de diciembre de 2014








 Aquel 8 de Diciembre, Mi Comandante.

Hoy 8 de Diciembre, 2014, se nos viene a la memoria, causando un dolor inmenso en el Alma, aquella noche, en la que Estoicamente, lleno de Dignidad, lleno de Amor Patrio, lleno de esa Gloria que solo puede ser alcanzada por seres de Luz, Como Bolívar, como Sucre, como Isais Medina,  y como un buen Hijo de esta Patria, nos encomendaste la tarea, de Elegir a Nicolás Maduro, presidente de la República, “bajo cualquier circunstancia” dijiste, previniendo tu partida. Esa noche, arrancaste lagrimas, a millones de venezolanos, que como tu, amamos esta tierra sagrada. Y que también amamos tu pensamiento Libertario y Humano.  Aun hoy te lloramos Comandante, los que te vimos, desde antes de ese Glorioso 4 de Febrero, los que sabíamos que luchabas al lado del Pueblo, los que te vimos esa noche del 11 de abril, Descender hasta las entrañas mismas de la Catacumbas, para ser rescatado esa misma madrugada, por un Pueblo, por tu pueblo, por el pueblo que habías Liberado. “Como quisiéramos poder asaltar el Cielo, para rescatarte Comandante”.
Como quisiéramos, tener el poder de revivir, cada momento de tu Gloria, cada Batalla, cada Victoria, hoy lo estamos haciendo, hoy luchamos junto a Nicolás, para lograr consolidar, mas alla de este siglo, tus acciones de Lucha y tus Sueños de Patria Grande.
Una segunda Independencia, llenan de Luz, pero también con momentos de Oscuridad como esta Guerra Económica desatada por la canalla y Ruin Burguesía Parasitaria, o lo que queda de ella.
Una guerra despiadada, en la que incluso, parte del Pueblo pobre, ha participado como atacante, unas veces inconscientemente y otras con conciencia Cuarta republicana,  podemos ver, como se acaparan los productos de la cesta básica, ya incluso, ni detergente se consigue sin tener que pagarlo por 3 0 hasta 4 veces su valor real. Vemos con tristeza, como a el Camarada Presidente,  lo ponen a oír cantos de sirenas, que le hacen creer “que con las medidas adoptadas, ya todo se soluciono”, siendo esto, falso y por ende coadyuvando a la Destrucción del Proceso que con tantos sacrificios hemos Logrado, siendo el peor de todos, tu enfermedad y muerte física. Cuanto quisiéramos oírte hablar, señalándonos el camino correcto a seguir, EN ESTOS MOMENTOS EN QUE LA Corrupción en Instituciones como el INTI, hacen mas daño quizás que las mismas Guarimbas. Y nadie hace nada, al Pueblo lo llaman a votar Comandante, pero no lo llaman a la hora de procesar denuncias. Al Pueblo le dicen que hay un gran Mercal abierto en la Av Los Próceres de Caracas, mientras la mayoría del País, lucha por conseguir precios Justos, acordes al salario real. Soy Caraqueño, mi Comandante, y amo mi Caracas, tanto o mas aun que cualquier otro, pero Caracas no solamente es Venezuela, ya no estas tu, para hablar del Capanaparo, del , Sinaruco ,Calabozo, Elorza o Mantecal.
Dios te de la Paz mi Comandante, dios, de existir, debe de estar viendo tu angustia por dejarnos, aférrate mas a el, y pide por nosotros. Nosotros Lucharemos por ti.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se lee su opinion