viernes, 17 de junio de 2011

























SE GANO "EL PEPETO DE ORO"

Es patético, ver a Maria Corina Machado Zuloaga, dando declaraciones sobre el estado de nuestra política y de nuestro país, es ver en ella el peor acto histriónico, que pueda algún mal actor interpretar, ella jamás calara en las clases populares, y al igual que esa sonrisa suya tan “Pepsodent”, muy parecida a la de su padre, el ministro de la inteligencia de la 4ta republica. Lastima que no pudo transmitirle a su hija algo de la inteligencia que supuestamente el tenia para compartir con los venezolanos. Al final de todo, ni siquiera las chiripas del chiripero vieron o aprendieron nada. Maria Corina, inspira muchísimas ganas de apagar la televisión, da sueño, parece una película del cine mudo, no interesa su discurso, sus cuentos sobre la niñita pobre de la cual se hizo amiguita, en su peregrinación por un barrio pobre Petare.

Solamente un mediocre, como Ismael García, se cala en la Asamblea el fastidio de la Malinche.
Muy probablemente los miembros de la MUD, cuando ven a “Mariíta”, se guardan las ganas inmensas de bostezar,  es lo único que esta pésima actriz inspira, un prolongado bostezo.
Seria bueno, crear el “Pepeto de Oro”, para premiar a los actores de la opocision, estoy seguro de que, ella se ganaría el primero, el segundo seria para Miguelito Rodríguez, quien esta en la pelea al lado de Borges y Barbosa. Lo de pepeto, lo digo por lo rígido del personaje, casi sin movimiento, pero causa mucha risa. Pepeto es un gran comediante y eso es innegable.
Lo único bueno de las actuaciones pésimas y acartonadas de Mariíta, es que después de ella, siempre viene la Peluda, nuestra querida Iris Varela, quien la mayoría de las veces le reposta a la anterior las mentiras y locuras que se le ocurre plantear, como el caso cuando señalo, “la falta de gobernabilidad” en Venezuela. Nuestra Iris, le señalo incluso el precario maquillaje, que la amiguita de la “niñita pobre” y amiguita también del “Borracho y Criminal que ocupo la casa Blanca” llevaba, y lo que le dejaba al descubierto las patas de gallina. Iris, creo se equivoco esta vez, no son patas de gallina, son las huellas dejadas por el tiempo excesivo que lloro la Machado, primero cuando después de firmar el decreto de Pedro El Breve, tuvo que salir corriendo de ese Palacio , rodeado de Pueblo que exigía el retorno de Hugo Chávez, y después el llanto derramado cuando vio los allanamientos que le realizaron a las mansiones de su tío, el Ladrón Zuloaga, ese mismo que dijo, que “puede ser que especule pero doy trabajo” , la huida de su tío “El Especulador” debió de causarle muchísimo dolor, por eso, esa actitud de viuda a las postrimerías del fusilamiento del esposo culpable, todo eso ha dejado en la Diputada Machado, una huella, la huella del odio, que siente por los  que según ella le han desbaratado su “País” (ella se refiere, al país personal que tenían los Machado Zuloaga) un país donde solo ellos eran los dueños, “Los Amos del Valle”, como bien los bautizara Francisco Herrera Luque, (eminente psiquiatra, gran escritor, y sobre todo gran Venezolano). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se lee su opinion